NewsLetter
Rusia culpa a Francia por el atraso en la entrega del Mistral   -    Cascallares denuncia al Giustozzismo por no presentar presupuesto   -    Obama llamó a la calma por el caso Ferguson   -    Duelo de humoristas: Pachu durísimo con Del Sel   -    Mueren 45 afganos en un atentado suicida   -    La Provincia presentó los nuevos “Bancos Móviles”   -    Renuncia el jefe del Pentágono   -    Randazzo: "Es un paro contra los trabajadores"   -    Colombia y las FARC negocian la liberación del general Alzate   -    Un proyecto propone que los maestros rindan examen psicofísico   -    Corea del Sur advierte a RPDC tras pruebas nucleares   -    Marcelo Uriarte: “Que se vea que el partido está vivo”   -    Integrantes franceses del EI incitan a compatriotas a unirse a su causa en Siria e Irak   -    Merino, referente de CONAPLA: “Necesitamos pensarnos regionalmente”   -    Pakistán prueba misil de alcance intermedio   -    La educación: El dolor de cabeza de Scioli y Mariotto   -    El conservadurismo triunfa en Rumania   -    Proyectar Nación: Pensando la Argentina, el mundo y los tiempos que vienen   -    China emitió las primeras visas válidas por 10 años para estadounidenses   -    Las colectoras como límite y la disputa por las figuras   -   
 |  29599 visitas
RSSRSS   
El Tiempo Buenos Aires.

La Plata | En diálogo con REALPOLITIK


Con palos hacia AMMAR, Jacinta Tritten afirmó: “No me opongo al traslado sino a que haya una zona roja”

Jacinta “Poly” Tritten dialogó con REALPOLITIK (Foto: REALPOLITIK).

Jacinta “Poly” Tritten dialogó con REALPOLITIK (Foto: REALPOLITIK).





REALPOLITIK | 10 de julio de 2012

Por JUAN FACUNDO QUIROGA

 

La concejal del bloque Peronista, y creadora de la ordenanza que derivó en el cierre de boliches nocturnos en donde se detectó la trata de personas y explotación sexual, dialogó con REALPOLITIK. Durante la charla, Jacinta “Poly” Tritten opinó sobre la posibilidad de instalar una zona roja en el Bosque platense, y sobre eso expresó: “Esto no se puede promocionar desde el estado, es un horror”.

 

A continuación, la entrevista completa.

 

RP.-  ¿Por qué se opone al traslado de la zona roja al Bosque?

 

Yo no me opongo al traslado, me opongo a que haya una zona roja. Estas personas se ven forzadas -porque tengamos en cuenta que nadie elige la prostitución, no han tenido ninguna oportunidad más que esta-.

 

Desde el estado, que es abolicionista en todas sus medidas con respecto a la prostitución -porque indiscutiblemente una de las formas de terminar con el flagelo de la trata de personas es aboliendo esta posibilidad de regular el comercio sexual-, se habla de regular la actividad.

 

Acá se está ideando una posibilidad de colocar una zona en donde se va a permitir determinada cosa. En este sentido podemos decir que estamos promocionado la prostitución, cuando en realidad lo que el estado debería promocionar es la posibilidad de salir de esta situación de terrible explotación a la que están sometidas miles de mujeres, donde el objeto de la venta es precisamente su cuerpo. Esto no se puede promocionar desde el estado, es un horror.

 

Y de acuerdo a las explicaciones que he leído en los medios de comunicación, los primeros fundamentos que arrojan se deben a la imposibilidad de vender las propiedades en esa zona, o sea que priorizamos la venta de inmuebles antes que a las personas que son víctimas de la situación social, de la violencia familiar, de la pobreza, de la ignorancia y terminan prostituyéndose.  En vez de darle una posibilidad de salir de esto -y poner nuestra energía y si es necesario dinero-, resulta que nos ponemos a pensar en un gueto.

 

Mandarlas a otro lugar exclusivo en donde solamente puedan estar es una locura, ¿qué son, ciudadanos de segunda?. Recordemos que la constitución nacional y provincial señalan que todo ciudadano tiene el derecho de circular por donde quiera. Ellas no. ¿Tienen que estar en un determinado lugar?. Me parece una aberración desde todos los puntos de vista.

 

La otra excusa es que crean disturbios, hay suciedad. Hagamos un acuerdo con la policía de la provincia, que den seguridad en esa zona -si es que se provocan disturbios-, porque parece que ahora las culpables de los conflictos son ellas. Con esto a las víctimas las revictimizamos.

 

No, no estoy de acuerdo en absoluto. Nadie ha contemplado pensar en cómo creamos un proyecto para incluirlas en la sociedad ofreciéndoles trabajo genuino, o sea con otras perspectivas. Con esto quiero decir que si como estado nos ponemos a pensar en algo, justamente eso no tiene que tener que ver con promocionar la prostitución, sino todo lo contrario.

 

RP.- Desde AMMAR sostienen que la prostitución está separada de la trata de personas. Usted la relaciona, ¿por qué?

 

Yo lo relaciono directamente: los números no son oficiales porque hay que crear observatorios. Esto es un delito trasnacional, donde es difícil tener datos estadísticos. Así y todo podemos decir que el 80 por ciento de las víctimas de trata de personas son mujeres, niñas y adolescentes que son explotadas sexualmente.

 

Entonces no podemos separar la prostitución de la trata. No es cierto. AMMAR dice que tiene un proyecto, donde se pretende crear un sindicato y hacer esto que se quiere hacer con este traslado, que es un paso a la institucionalización de la trata de personas.

 

Pretenden mostrarla como una trabajadora, con lo cual, con esta propuesta le estamos diciendo a los tratantes que a partir de ese momento ya no serán tratantes sino que serán empleadores. Estamos todos locos.

 

No estoy de acuerdo, no sé quién está detrás de todo esto, pero no me huele bien. Porque una vez que el estado institucionalice esta práctica, vamos a tener chicas de 18 años ejerciendo la prostitución en donde el tratante va a certificar que es el empleador. ¿Cuál es el objeto del empleo de esa persona?. ¿Su propio cuerpo?.

 

RP.- ¿Ha tenido diálogo con miembros de AMMAR?

 

No. Siempre que hemos trabajado en una ordenanza invitamos a todas las partes. Las invitamos a participar de nuestro trabajo y siempre me dijeron que no, que no podían, que no tenían tiempo. En realidad no deben querer hablar conmigo, porque por supuesto: nosotros tenemos una postura absolutamente opuesta.

 

RP.- Desde AMMAR hablan de cierres compulsivos en boliches nocturnos y afirman que con esto se fomentó aún más la trata de personas. Ellas conocían los lugares que tenían oferta sexual y por ende se podía localizar a las mujeres en estos boliches. Con el cierre de estos sitios se ha perdido la posibilidad de encontrar fácilmente a sus compañeras.

 

Siempre se ha cerrado con el poder judicial presente, en donde se comprobó casos de trata o de explotación sexual. Todos los lugares que se cerraron tuvieron casos o proyección de trata porque en esos lugares había extranjeras y menores.

 

Lo que AMMAR tiene que comprender es que la explotación de una persona sobre otra está prohibida en nuestro país. Lo único que está permitido es el ejercicio de la prostitución por sí mismo, cosa que no se da. AMMAR dice que sí, pero se tratan de casos aislados. Todos sabemos que la gran mayoría vienen desde menores siendo explotadas, que es donde comienza el delito.

 

Nosotros estamos intentando decirle a la sociedad que nadie quiere ser prostituta, nadie elige ese camino. Yo no puedo creer que alguien sostenga a esta altura que se puede elegir ese camino. Las mujeres se prostituyen porque no les queda otra, no se trata de una libre elección.

 

Lo que tenemos que debatir en nuestra sociedad es cómo rescatamos a estas personas de la situación de violencia, de humillación y de vulneración de derechos que se esconde detrás de la prostitución, y qué opción le da el estado para que puedan salir de ese lugar que es muy miserable. Esta es la verdad. (www.REALPOLITIK.com.ar)



Newsletter

Versiones hablan de una formula Macri presidente, Massa gobernador: ¿Qué opina?

Me gusta.
No me gusta.
Me da igual.
 

 

Inicio   |   La Plata    |   Berisso   |   Ensenada   |   Provinciales   |   Universitarias   |   Cultura   |   Institucional   |   Contacto
© 2014 Realpolitik . Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados
Realpolitik S.R.L.