NewsLetter
La Unión Europea evalúa plantear nuevas sanciones para Rusia   -    Se viene el Default   -    Indonesia ya tiene nuevo presidente   -    Solá lanza el viernes su precandidatura a gobernador   -    El paso de tifón Rammasun deja 33 muertos a su paso por China   -    Scioli pidió a industriales bonaerenses “preservar y promover puestos de trabajo”   -    Peabody Energy celebró la derogación del impuesto a las emisiones de carbono   -    Tras reunión con el Defensor del Pueblo, farmacéuticos frenaron el polémico adicional   -    Maduro y Santos evaluaron proceso de paz con las FARC   -    Inauguran obras de la Autopista en Villa Elisa   -    Cae avión de Malaysia Airlines con 295 pasajeros cerca de Donetsk   -    Los millones de Victor Hugo   -    Los BRICS ya tienen su Banco de Desarrollo   -    Macri mejoró en las encuestas pero está lejos de Massa y Scioli   -    Leonel Messi será una vez más portada estrella del FIFA 15   -    Carlos Castagneto: “Cristina nos está demostrando que tiene muy en claro qué quiere para la Argentina”   -    La Comunidad Internacional busca forzar el alto al fuego en Gaza   -    Dos funcionarios renunciaron en repudio por la represión a trabajadores en Azul   -    Dilma Rousseff y Vladimir Putin ultiman detalles para la cumbre de los Brics   -    Randazzo quiere ser presidente y no gobernador   -   
 |  12075 visitas
RSSRSS   
El Tiempo Buenos Aires.

Política de medios | Informe REALPOLITIK


Las crónicas del acto

Las crónicas del acto.

Las crónicas del acto.





REALPOLITIK | 1 de julio de 2012

Por FABRICIO BRECCIA

 

Las crónicas son subjetivas. Siempre, un poco más, a veces un poco menos. Incluso las que intentan ser lo más objetivas posible. Pero no entremos en esa discusión -si el periodismo puede ser netamente objetivo-. Luego del acto realizado el miércoles 27 de junio, los diarios publicaron artículos que describieron la movilización. Elegimos cuatro puntos para analizar el discurso de los medios y entender las posturas que tuvieron frente al mismo. La convocatoria; la relación de Moyano con el kirchnerismo; las razones del acto y el discurso, fueron los tópicos que sirvieron para dilucidar cómo los medios pueden tejer diferentes crónicas de un mismo hecho.

 

SÍ, LA CANTIDAD IMPORTA

 

Uno de los puntos en los que no coincidieron los diarios fue en la convocatoria. Media plaza, acto masivo, plaza repleta, menos de lo que se esperaba. Y atención, en algunos casos, no necesariamente esta descripción correspondía con la afinidad o no con el gobierno.

 

Página 12 tituló: “Moyano quiere seguir al frente de la CGT”, dándole marco a las razones por las que realizó el acto, cuestión que veremos más adelante. En cuanto a la convocatoria, en el primer párrafo escribió su veredicto: “En el marco de un paro nacional que sólo se sintió en el gremio camionero, pero con media plaza de Mayo llena, matizada de banderas verdes por el impresionante despliegue del aparato de los mismos camioneros, el titular de la CGT, Hugo Moyano, criticó al gobierno nacional, reclamó la eliminación del impuesto a las ganancias y el tope para las asignaciones familiares y sumó a estos reclamos la estatización del banco Hipotecario. Y, por supuesto, vaticinó que será el próximo secretario General de la CGT. De esta manera, el jefe sindical opositor logró realizar una demostración de fuerza previa al congreso de la CGT del próximo 12 de julio, en el que deberá renovar autoridades, y para el que Moyano perdió el respaldo de los gremios más grandes. De hecho, tanto el paro como el acto de ayer se asentaron en forma casi exclusiva en la fuerza del gremio de Moyano, con una participación bastante menor de otras agrupaciones”.

 

En tanto, Tiempo Argentino, que tituló “Con poco respaldo, Moyano arremetió contra el gobierno”, cuando mencionó la cantidad de personas, expresó la disparidad de criterios, pero el diario definió la convocatoria como “una plaza de Mayo repleta”: “‘Pareciera que un reclamo legítimo fuera una extorsión, pareciera que una medida de los trabajadores pretende distorsionar la democracia, pareciera que un paro general, como legítimamente está establecido en la Constitución, fuera un golpe de estado, pero: ¿en qué país estamos viviendo?’, se preguntó ayer el líder de la CGT ante una plaza de Mayo repleta. Una convocatoria que para los organizadores juntó a 120 mil personas pero que para sus contrincantes apenas rozó los 25 mil. Un acto sin incidentes pero con fuertes cuestionamientos”.

 

Clarín, en el título expresó su posición: “En un acto masivo, Moyano criticó a Cristina y pidió diálogo”. Y La Nación, que tituló, “Moyano desafió a la presidenta con fuertes críticas y nuevos reclamos”, describió a la cantidad de personas como “asistencia inferior”: “En el primer gran desafío sindical al gobierno, el jefe de la CGT, Hugo Moyano, llevó ayer hasta la plaza de Mayo su reclamo de modificación en el impuesto a las ganancias y de universalización de las asignaciones familiares. Lo hizo rodeado sólo de su grupo de aliados en la central obrera y ante unas 50 mil personas, una asistencia inferior a la que ilusionaba a sus allegados antes del acto”.

 

QUIEN FUERA ALIADO O NIÑO MIMADO

 

Otro de los tópicos para analizar las crónicas de los diarios, fue la relación que tuvo el líder de la CGT con el kirchnerismo. Se plantearon diferentes modos de describirla: Moyano como aliado, de manera que la fuerza se centra en el kirchnerismo, quien lleva las riendas mientras el gremialista se suma, se alía. Moyano como niño mimado, aquí la relación de poder se invierte, es el kirchnerismo quien cumplía los deseos del gremialista.

 

Pagina 12 expresó: “En la primera parte de su discurso, Moyano, que durante ocho años fue un aliado del gobierno nacional, achacó ahora ‘la buena situación que vive el país’ al viento de cola o ‘la tendencia favorable que dio la economía global’, pero advirtió que ‘algunos creen que estamos como en el mejor momento de Suiza’ y auguró que sin embargo habrá problemas por la crisis mundial. (…) Tampoco había un clima antigobierno entre los manifestantes. Las columnas de la izquierda, las mismas que acompañaron a la sociedad rural durante el conflicto por la 125, tenían consignas más duras contra el gobierno, a diferencia del resto de la Plaza. Antes de la llegada de Moyano, el locutor tampoco agitó en contra del gobierno y se limitó a referirse a las consignas por las que se había convocado al acto y a destacar que ‘aquí está la CGT’ en contraposición con el sector antimoyanista de la central obrera”.

 

Por su parte, Clarín publicó: “Hugo Moyano, el sindicalista más mimado por el kirchnerismo durante nueve años, plantó ayer la bandera de la primera protesta gremial masiva contra el gobierno en la plaza de Mayo. Fue duro, pero su verba explosiva y beligerante de los primeros minutos se terminó diluyendo en un tono algo más conciliador hacia el final de sus 44 minutos frente al micrófono”.

 

EL DISCURSO

 

Duro, menos fuerte, algunos momentos duros. También el discurso fue analizado de acuerdo a las expectativas que había generado. Página 12 lo describió: “ (…) el discurso de Moyano tuvo algunos momentos muy duros contra el gobierno e incluso de agresión personal contra Cristina y Néstor Kirchner: ‘No tengo vocación de vigilante -afirmó en un momento-, no tengo vocación de buchón, pero me pregunto, cuando muchos nos quedamos en el país después del golpe del ’76, hubo dos clases: los que se exiliaron fuera del país y los que se exiliaron en el sur argentino a lucrar con la 1050’”.

 

Para Tiempo Argentino, “el discurso de Hugo Moyano fue menos fuerte de lo que muchos esperaban, mantuvo casi siempre un tono prudente, pero con esos modos desplegó críticas agudas que será difícil que queden en el olvido, más allá de sus reiteradas invitaciones al diálogo. Llamó soberbia a Cristina Fernández, aseguró que el gobierno ya no es nacional ni popular, lo comparó con una dictadura  y le adjudicó al famoso ‘viento de cola internacional’ el crecimiento económico”.

 

Clarín entendió que el discurso fue fuerte: “Enseguida lanzó su mandoble más duro. Enojado porque Cristina se había referido a antiguas fotos de militancia del camionero en la Juventud Sindical como su época de ‘cazador de zurdos”, Moyano replicó que ‘nosotros peleamos durante la dictadura mientras otros estaban debajo de la cama’”.

 

EL ACTO PARA QUÉ

 

Para Página 12, el acto fue una demostración de fuerza de cara a las elecciones de la CGT. Así lo explicó: “De alguna manera, la razón de fondo de la convocatoria de Moyano fue porque necesitaba hacer una demostración de fuerza antes del 12 de julio, cuando se realizará el congreso de la CGT. Este punto surgió con más fuerza: ‘No quiero perpetuarme en el cargo -aseguró, para rápidamente desdecirse-, pero no quiero que se apodere de la CGT un grupo de dirigentes’ y advirtió que el metalúrgico Antonio Caló ‘es el candidato del gobierno y pasará a ser un gerendado más, porque a los delegados puestos por los patrones se les dice ‘gerendados’ y no ‘delegados’ y si esos dirigentes se apoderan de la CGT pasarán a recibir órdenes del poder ejecutivo’”.

 

En tanto Clarín, entendió y publicó que el acto tenía un motivo más explicito: pegarle a la presidente. “Desde el escenario junto a la pirámide de Mayo decorado con las leyendas ‘No al impuesto al trabajo, Sí a las asignaciones familiares para todos’, Moyano salió a disputarle a la presidenta la identidad peronista, le pidió que ‘abandone su soberbia abrumadora’ y tenga una ‘un gesto de humildad para dialogar y recrear la confianza en nuestro gobierno’”.

 

La Nación intentó explicar lo que a muchos confundió: “Moyano tuvo que aclarar que fue una jornada de huelga nacional sólo de los camioneros y no de toda la CGT, a pesar de que la central obrera había convocado al paro y a la marcha el jueves pasado. En apenas dos semanas el enfrentamiento con el gobierno tuvo una escalada sorprendente. Hace siete días los camioneros sellaron su aumento salarial del 25,5 por ciento tras una negociación que soportó paros y amenazas. De inmediato se produjeron el choque con el kirchnerismo y las acusaciones cruzadas. Fue tan intenso el fuego retórico que la presidenta ordenó retirar de las calles a los efectivos de seguridad para la protesta de ayer”. (www.REALPOLITIK.com.ar)



Newsletter

¿Quién será el sucesor bendecido por Cristina Kirchner?

DOMINGUEZ, Julián.
FERNÁNDEZ, Aníbal.
RANDAZZO, Florencio.
ROSSI, Agustín.
SCIOLI, Daniel.
URRIBARRI, Sergio.
 

 

Inicio   |   La Plata    |   Berisso   |   Ensenada   |   Provinciales   |   Universitarias   |   Cultura   |   Institucional   |   Contacto
© 2014 Realpolitik . Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados
Realpolitik S.R.L.