NewsLetter
Protestas dan bienvenida a obras del canal de Nicaragua   -    La guerra de los B en Buenos Aires   -    La infanta Cristina será juzgada por fraude   -    Tiempos de reflexión para el PRO   -    América Latina en el pensamiento geopolítico del Papa Francisco   -    La belicosidad de Kunkel, ¿campaña en contra para el FpV?   -    Ballotage en Túnez   -    Archivan denuncia que involucraba a Cristóbal López   -    Nuevo ataque israelí en la Franja no deja heridos   -    "A Icazuriaga y Larcher los conocí como los conocieron todos"   -    La apertura de Cuba, una oportunidad para la industria turística española   -    Marcelo Uriarte: “Que se vea que el partido está vivo”   -    Boko Haram incendia viviendas y secuestra a 185 personas   -    Merino, referente de CONAPLA: “Necesitamos pensarnos regionalmente”   -    El Mercosur recibe positivamente las nuevas relaciones cubano-estadounidenses   -    La educación: El dolor de cabeza de Scioli y Mariotto   -    Organismos internacionales piden la liberación de una periodista de Azerbaiyán   -    Proyectar Nación: Pensando la Argentina, el mundo y los tiempos que vienen   -    El Papa, crucial en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos   -    Las colectoras como límite y la disputa por las figuras   -   
 |  29573 visitas
RSSRSS   
El Tiempo Buenos Aires.

Política de medios | Informe REALPOLITIK


El reclamo de los privilegiados

El reclamo de los privilegiados.

El reclamo de los privilegiados.





REALPOLITIK | 3 de junio de 2012

Por FABRICIO BRECCIA

 

Lo que se impidió hace dos semanas atrás, se decretó el jueves por la tarde. Justamente, por decreto y por aprobación de ambas cámaras de la legislatura bonaerense, el revalúo del valor de las tierras rurales es un hecho. Este, que implica un aumento impositivo, significa un ajuste que no alcanza a los valores reales de las tierras en el mercado. Sin embargo, a pesar de que no tributarán sumas siderales, el sector ruralista salió a reclamar la pérdida de privilegios: no hablamos de derechos perdidos, insistimos, sino de privilegios. Las patronales, los grandes estancieros, Carbap, Federación Agraria y Sociedad Rural se llamaron a paro nacional. Intentan, quizás, repetir la historia de la 125. Pero es difícil, porque el contexto siempre es otro. Los medios jugaron su papel durante estos días.

 

ESTÁS AVISADO

 

Si bien el revaluó de las tierras rurales y la reforma impositiva forma parte de la agenda periodística hace varias semanas, esta crónica presenta como inicio el día lunes 28 de mayo, cuando en los medios apareció lo que muchos sospechaban -o sabían-: la amenaza de la sociedad rural. Página 12, con ironía, tituló un artículo breve “Biolcati, el ’democrático’”. En el mismo el diario expresó lo que expresó públicamente el presidente de la Sociedad Rural: “Advirtió ayer que si el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, aplica por decreto la reforma impositiva, cometerá un ‘acto antidemocrático total’. ‘Aparece esta posibilidad de que Scioli, ante la imposibilidad aparente de conseguir el acuerdo que necesita en la Cámara de Diputados, saque el aumento por decreto y eso sería realmente un acto antidemocrático total’, criticó el empresario que en 2008 comandó un corte de rutas de más de cien días sólo porque el gobierno aumentó las retenciones a las exportaciones e intentó copar la Legislatura provincial hace un par de semanas, cuando los legisladores estaban por tratar el proyecto que prevé un revalúo fiscal de los campos”. Luego de las declaraciones de Biolcati, el diario justifica la ironía de su título: “El democrático” es quien no respeta la decisión de la mayoría, cuando esta afecta sus privilegios.

 

La Nación fue más explícito en su título: “Amenaza del campo a Scioli si sube impuestos por decreto”. Y expresó que “El clima de lucha volvió al campo. Las entidades rurales amenazaron en las últimas horas con convocar a un paro nacional y realizar movilizaciones en las rutas si el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, firma un decreto que contemple un aumento del impuesto al sector agropecuario y disponga la instrumentación de un revalúo de las propiedades rurales en toda la provincia”.

 

Lo más interesante viene aquí: dijo La Nación que “luego del fracaso que sufrió en la Legislatura, donde no pudo tratar un proyecto de ley que preveía una profunda reforma impositiva para el campo, Scioli dispondría por decreto hoy mismo la polémica medida, según trascendió anteayer”. La Nación llamó “fracaso” el hecho de no poder tratar un proyecto de ley en la Legislatura, como si fuese una derrota; sin embargo no explicó que ese “fracaso” fue producto de una manifestación violenta de sectores ruralistas comandada por Biolcati para impedir -para que fracasara- el tratamiento de la reforma impositiva.

 

SALE O SALE

 

Al día siguiente -martes 29 de mayo- los diarios coincidieron en expresar las intenciones del gobernador, aunque con diferentes perspectivas. En el caso de Página 12, el titular fue “Con o sin fórceps” y desarrolló el artículo que “El gobierno de Daniel Scioli tiene listo un decreto para actualizar el valor fiscal de las tierras bonaerenses. En el equipo del gobernador explican que para implementar esos cambios será necesaria una ley, pero consideran que el decreto habilitará el tratamiento legislativo de las modificaciones impositivas propuestas por la provincia”. Y explicó, lo que viene explicando en notas anteriores: “Los cambios en la valuación del patrimonio de los propietarios de los campos los llevará, en muchos casos, a pagar ganancia mínima presunta y bienes personales a nivel nacional. El impuesto promedio por hectárea es de 42 pesos y con los cambios trepará hasta 76 pesos. Con los cambios, el 62 por ciento de los ruralistas pagarán lo mismo o menos que ahora”.

 

La Nación tituló: “Scioli no cede: aumentará los impuestos al campo”. En este título se nota claramente la posición del diario: quien tiene que ceder es el gobernador y no el sector rural. Quien debe ceder es el estado y no el sector privado, el estado no puede quitarle privilegios al sector privado –el rural: entre los más aposentados de la Argentina-. La nota explicó que: “La disputa entre la administración bonaerense y el campo se profundizó en las últimas horas. Mientras el gobernador Daniel Scioli convocó a debatir pasado mañana a la Legislatura una amplia reforma impositiva y sus ministros adelantaron que firmará un decreto de revalúo de todas las tierras de la provincia, los dirigentes agropecuarios siguen en estado de alerta y amenazan con salir a las rutas en señal de protesta”.

 

Clarín, por su parte, tituló: “Scioli apura un acuerdo legislativo para poder aprobar el impuestazo” y aquí refiere a un impuestazo, exagerando, cargando de connotación negativa la reforma impositiva, cuestión que no condice con lo expuesto por Página 12. Y en el comienzo de la nota expresó que “Mientras Daniel Scioli insiste en una salida negociada para aplicar el impuestazo, sin dejar de amenazar con sacarlo por decreto, la dirigencia rural endureció su postura y advierte que recurrirá a medidas de fuerza si se aprueba el revalúo del inmobiliario rural”. Aquí la amenaza corre por cuenta del gobernador y, ante esto, el campo “recurrirá” a una medida de fuerza.

 

ENTRE ACUERDOS Y RELINCHES

 

No cambió mucho el panorama el miércoles 30 de mayo. Podemos decir que no varió en nada. Página 12 publicó un artículo que informó sobre los acuerdos que logró el oficialismo con los diferentes bloques de la oposición: “Con la cancha inclinada a favor del revalúo” fue el título y la nota expresó que “El gobernador Daniel Scioli está listo para concretar por decreto la actualización del valor fiscal de las tierras bonaerenses. La provincia busca así destrabar el debate legislativo de las distintas modificaciones impositivas que conforman el proyecto de ley. El bloque de la UCR en la Cámara de Diputados aseguró que, si Scioli avanza con esa estrategia, darán el presente en la sesión convocada para mañana, donde expresarán su rechazo a los cambios sobre el impuesto inmobiliario rural. Desde el equipo del gobernador argumentan que, si bien pueden aplicar los cambios con una decisión ejecutiva, necesitan una ley para aplicar las innovaciones propuestas en las alícuotas y base imponible del impuesto a los propietarios de campos. Si se aprueba, el proyecto deberá volver al Senado, donde la correlación de fuerzas favorece al Frente para la Victoria.”.

 

Mientras, La Nación fue la viva voz del campo: “El agro marcha contra la reforma de Scioli y amenaza con un paro”. La nota informó: “Luego del fracaso de las conversaciones con el gobierno de Daniel Scioli, que se propone aplicar un fuerte revalúo de las propiedades rurales, los productores agrupados en la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) resolvieron ayer convocar a un paro nacional del sector si la reforma es aprobada, ya sea por ley o por decreto. Además, los ruralistas anunciaron que analizan la posibilidad de entablar acciones judiciales, ya que creen que la batería de medidas es anticonstitucional”.

 

Por su parte, Clarín, continuó utilizando el termino “impuestazo”. El título fue “Con apoyo del radicalismo, Scioli está cerca de sacar el impuestazo”, y en la nota expresó que “El acercamiento con el bloque de la UCR permite a Daniel Scioli alguna certeza sobre la sanción, con modificaciones, de la reforma impositiva en Diputados (…) Fue el presidente del bloque radical, Ricardo Jano, el encargado de abrir la posibilidad de acuerdo con el oficialismo al anunciar la disposición de su bancada de otorgar quórum para la sesión de mañana e iniciar el tratamiento parlamentario”.

 

SALE O SALE II

 

El jueves 31 de mayo, antes de conocerse lo aprobado por la legislatura, los medios anunciaban que el gobernador iba a firmar un decreto para realizar el tan mentado revalúo. Página 12 tituló “El revalúo fiscal llega por decreto” y desarrolló que “El gobernador Daniel Scioli firmará hoy por la mañana un decreto para realizar el revalúo del valor fiscal de los campos bonaerenses. Así, las autoridades provinciales harán uso de la autorización que le dio la ley Impositiva 2012, aprobada el año pasado, para actualizar el valor fiscal de las propiedades inmobiliarias”.

 

Mientras que La Nación publicó “Frenética gestión de Scioli para subir el impuesto rural”. Sabemos: frenética gestión es lo mismo que decir que la gestión se hace por enajenación, delirio violento, por perturbación del ánimo, etcétera. Así entiende La Nación esta gestión. Luego, informó que “Revalúo de campos por decreto y aumento de impuestos por ley: ése fue el esquema que le recomendaron al gobernador Daniel Scioli en la Casa Rosada para aplicar su ansiada reforma tributaria. Scioli aceptó y redactó el decreto, cuyo borrador circuló ayer por la Legislatura. Pero hasta última hora de anoche el gobernador no lograba consenso político para sancionar la ley que hará posible un notorio aumento de impuestos”.

 

SE DECRETÓ POR DECRETO (Y POR MAYORÍA)

 

Luego de la aprobación, Página 12 tituló: “Con decreto y con ley, el revalúo es un hecho” y expresó en su artículo que “El gobierno de la provincia de Buenos Aires consiguió aprobar las modificaciones impositivas que rechazaban las cámaras patronales del campo. Para lograr el objetivo frustrado las tres semanas anteriores, el gobernador Daniel Scioli debió decretar la actualización del valor fiscal de los campos, eje de la oposición de Carbap, Federación Agraria y Sociedad Rural. Con el revalúo resuelto de esa forma, la oposición en la Cámara de Diputados bajó al recinto y dio quórum para tratar la ley fiscal. El proyecto fue convalidado por 64 votos a 27, con el apoyo del Frente para la Victoria, Nuevo Encuentro, FAP y PRO Peronismo, salvo en este último caso los legisladores directamente vinculados con el sector rural. Con la media sanción, el proyecto volvió al Senado, donde el FpV posee mayoría, y se terminó de aprobar ayer por la noche. En rechazo a las modificaciones, las cámaras patronales agropecuarias lanzaron un cese de comercialización por nueve días”.

 

Sobre lo que se aprobó, el matutino informó que “El breve decreto 442/2012 que firmaron Scioli y todo su gabinete estableció la actualización del valor fiscal de la tierra. En cuatro artículos, el decreto fijó los nuevos ‘valores unitarios básicos’ de la tierra utilizados para calcular el monto del inmobiliario rural y facultó a la agencia de recaudación, Arba, a implementar los cambios (...). El valor fiscal de la tierra en la provincia de Buenos Aires, la cifra utilizada para determinar cuánto se paga por el impuesto inmobiliario rural, está congelado en niveles muy bajos desde los años noventa. Desde el FpV explicaron que esa situación sobrevive como parte de las alianzas estratégicas entre las entidades agropecuarias provinciales, fundamentalmente Carbap, y los distintos gobiernos bonaerenses”.

 

La Nación, por su parte tituló: “Scioli consiguió la suba de impuestos” y argumentó que esto tendrá un “costo” en la vida política del gobernador: “En un clima de fuerte tensión con el ruralismo, el gobernador Daniel Scioli logró ayer una costosa victoria política para sostener las cuentas de la provincia. Después de firmar el decreto con un fuerte revalúo de todas las tierras de la provincia de Buenos Aires, la Legislatura aprobó la reforma tributaria que fija aumentos a los impuestos inmobiliario rural, ingresos brutos y sellos”.

 

En otro artículo se hizo eco del reclamo de los privilegiados, aunque no mencionó que  uno de los motivos fuese este revalúo: “Cacerolazo y protestas en barrios de la Capital” fue el título y explicó que “La convocatoria, explicitada a través de las redes sociales, había circulado durante la semana con consignas relacionadas con la limitación para comprar dólares. Al final, las manifestaciones de protesta también se mezclaron con otras consignas: las quejas por la inseguridad y los casos de corrupción”.

 

Para Clarín, estos cacerolazos sí tuvieron como motivo lo aprobado en la legislatura. “Hubo cacerolazos de protesta en varios barrios de la Capital” fue el título e informó que “Cacerolas y bocinazos sirvieron anoche a los vecinos de Palermo, Barracas, Belgrano, Caballito, Colegiales y frente a la residencia de Olivos para expresar su bronca por las restricciones a la compra de dólares impuestas por el Gobierno Nacional, el impuestazo decretado por el gobernador Daniel Scioli en la provincia, la corrupción y la falta de respuestas ante los hechos de inseguridad”.

 

Lejos de pretender que acallen sus protestas, este sector, como todos, tienen derecho a reclamar por lo que creen justo o injusto. Quizás allí se condensa la polémica: ¿es injusto que se haga un revalúo de tierras para que aquellos que más poseen paguen un poco más?. Esta reforma tributaria, en lo que respecta al inmobiliario rural, si bien no alcanza los valores reales de mercado –por eso quizás la reforma se queda corta- implica un impuesto progresivo: es decir, quien más tiene, más paga. Y no que todos paguemos por igual, sin tener en cuenta el patrimonio. Desde este punto de vista, el reclamo –con derecho a patalear- es un reclamo de privilegiados. (www.REALPOLITIK.com.ar)



Newsletter

Interna en el Pro La Plata: ¿Cree que Sergio Panella finalmente se animará a competir con Julio Garro?

Sí.
No.
 

 

Inicio   |   La Plata    |   Berisso   |   Ensenada   |   Provinciales   |   Universitarias   |   Cultura   |   Institucional   |   Contacto
© 2014 Realpolitik . Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados
Realpolitik S.R.L.