NewsLetter
Cafetaleros generan energía a partir de los desechos del café   -    El paro, otro motivo para no sesionar en la provincia   -    Lo que dejó la tregua definitiva entre Israel y Palestina   -    Choferes de la UCRA desafían a la UTA y paran en 22 provincias   -    Putin y Poroshenko hablan en Minsk sin resultados concretos   -    Temporal en Mar del Plata: 20 escuelas permanecen cerradas   -    Según la ONU, la pobreza amenaza a más de un tercio de latinoamericanos   -    Zamora respalda la idea del traslado de la capital a Santiago   -    El Papa Francisco, en la mira de los terroristas islámicos   -    Denuncian el estado "calamitoso" de rutas y caminos bonaerenses   -    Déjà Vu de paroxismo asesino en Irak   -    Facundo Moyano confirmó su pase al Frente Renovador   -    Malasia recibe a víctimas del vuelo MH17 de Malaysia Airlines   -    Diputados convertirá en ley la moratoria previsional   -    Concluye en El Salvador reunión de Celac sobre equidad de mujeres   -    El lanzamiento de De Narváez, ¿con quién acordaría?   -    El suero experimental salva la vida de los dos infectados estadounidenses por ébola   -    Para Cristina, el país volverá a ser rico en petróleo y gas   -    Un ataque israelí mata a la esposa y a la hija del comandante de Hamás en Gaza   -    “Hagan lío dijo el Papa y le estamos haciendo caso”   -   
 |  5246 visitas
RSSRSS   
El Tiempo Buenos Aires.

Provinciales | Exclusivo REALPOLITIK


La otra cara de Cienciología: “Solo algunos conocen lo que sucede ahí dentro”, dijo un ex directivo

Una muestra de los documentos que Rafael asegura se vio obligado a firmar.
  • retroceder
  • play/pausa
  • avanzar
Una muestra de los documentos que Rafael asegura se vio obligado a firmar.

Una muestra de los documentos que Rafael asegura se vio obligado a firmar.
  • retroceder
  • play/pausa
  • avanzar
Una muestra de los documentos que Rafael asegura se vio obligado a firmar.





REALPOLITIK | 3 de marzo de 2012

Por LUIS S. FERNÁNDEZ

 

La Cienciología es una disciplina fundada por el escritor de ciencia ficción Ronald Hubbard, a la que muchos consideran una religión, incluso muchas de las más grandes estrellas de Hollywood. En una entrevista exclusiva, REALPOLITIK dialogó con el mexicano Rafael Gómez, quien dirigió parte de esta organización en Argentina y finalmente decidió desvincularse.

 

De tal modo, el ex cienciólogo titular de www.asesor.xscientology.com contó cómo fue su experiencia dentro de la exclusiva Organización del Mar y explicó con sobradas críticas por qué decidió abandonar la iglesia: “Pocos son los victimarios y muchas las víctimas, sin embargo, tarde o temprano las víctimas se convierten en victimarios al ser partícipes de dichas actividades”.

 

A continuación, la entrevista completa.

 

RP.- Para comenzar, contanos un poco quién sos.

 

Mi nombre es Rafael Gómez, mexicano orgulloso de esa bandera verde, blanca y roja que ondea una aguerrida águila devorando una serpiente. De familia católica, fui de educación y enseñanza marista, donde se nos enseñó siempre luchar por un ideal y una causa justa. Como toda enseñanza marista, te da el valor de emprender tareas difíciles pero de causas justas y a mis tiernos quince años ya daba clases de regularización en matemáticas, español y catecismo para colonias de escasos recursos en mi querido México. Formé parte de Ciudad Nueva Marista para la educación y evangelización de niños sin recursos, más tarde fundé con otros un movimiento llamado Renovación Marista con los mismos fines y así pasaron algunos años de mi vida.

 

Comencé a trabajar a la edad de dieciséis años en despachos de diseño gráfico e industrial y para cuando salí de la escuela preparatoria ya contaba con mi primera empresa Sistemas Confiables de Cómputo SA de CV, la cual importaba y representaba a la línea de ventas de procesadores Intel para México, suministraba a nivel mayoreo los procesadores Intel 486 y otro tipo de componentes. Ser director General de mi primera empresa a los diecinueve años es algo que cambia la mentalidad de cualquier joven y mantuve una relación formal con una muy buena mujer por nueve años.

 

Hoy día, a mis treinta y siete años, podría describirme como un hombre que ha experimentado casi todo en su vida, desde las alegrías más grandes al estar de vuelta con mi familia y seres queridos, ver crecer mis sobrinos –de los cuales me perdí al menos diez años de su crecimiento-, encontrarme de vuelta a mí mismo y poder estar vivo para contarlo.

 

Podría decirse que soy alguien que creció dos veces, desde que maduré en el ámbito de los negocios en México, hasta que volví a nacer y crecer desde que decidí separarme de la Cienciología.

 

Actualmente sigo siendo un consultor en el ámbito de sistemas de cómputo, doy seminarios y clases de forma voluntaria en diversas universidades, grupos de psicólogos, escuelas especiales para adolescentes y en grupos para gente que se retira de alguna secta o culto. Cuento y platico mi historia personal de vida con todo lo que conlleva y afortunadamente diversa gente en el ámbito político, social y religioso me consulta o me deja dar mi humilde opinión sobre temas de interés, me contactan de todo el mundo desde para darles unas palabras de aliento y que sigan desligándose de cultos y sectas hasta para ayudarles a encontrar abogados que les defiendan de asuntos injustos provocados por las sectas y cultos que los metieron en primer lugar en algún incidente ilícito o injusto.

 

RP.- Según un rumor, vos dirigís a Anonymous Argentina y a su líder Petete…

 

No, eso es algo que desmiento con todos los detalles de quien era el interesado en difundir tal rumor en mi blog principal http://asesor.xscientology.com/archives/1427.

 

Ahí está evidenciado Gustavo Altieri -presidente de la Fundación Jóvenes por los Derechos Humanos-, que es quien me trató de vincular desde el 9 de julio de 2011 como dirigente de Anonymous Argentina, luego publiqué el pasado 27 de febrero del 2012 para dar a conocer de dónde viene tal idea y de parte de quién viene la “sugerencia”. Su fundación está ligada a Scientology y directamente recibe asesoramiento de su Oficina de Asuntos Especiales (Libardi y su jefe en México) siendo que Anonymous Argentina es un grupo al cual yo no conozco pues no dan sus identidades y no mando a su líder Petete bajo ninguna circunstancia.

 

Es de mi entender que las manifestaciones -así les llamamos en mi país- han sido siempre de índole pacifista e informativas, les veo repartiendo volantes y con pancartas hacen su militancia social, pero jamás les he observado hacer algo fuera de la ley. Claro que hay gritos, ¿pero qué?. Acaso si alguien entra a tu casa y abusa de tu hija o si alguien te obliga a dejar de hablar con tu mamá o papá… ¿No lo gritarías?.

 

Yo estoy muy lejos de la Argentina que visité hace más de diez años como para ir y gritar afuera de sus puertas, por eso publico en internet. Si se usa o no se usa es algo que no está en mi control, pero lo que sí puedo hacer es responsabilizarme con mis comentarios, pues están firmados con mi nombre al ser verdad y estar evidenciados con hechos reales además que apenas tengo un año desde que comencé a publicar.

 

RP.- Contanos cómo ingresaste a la iglesia de la Cienciología.

 

Como platiqué, a mis diecinueve años ya era el director General de Sistemas Confiables de Cómputo SA de CV (SICCOM) y me iba bien, era una empresa en expansión y en esa época dábamos consultoría y servicio a diversos ámbitos de gobierno, escuelas, bachillerato internacional, secretaría de Energía, Industria Alimenticia y me fue ofrecido una serie de cursos de parte de una empresa aparentemente no ligada a la Cienciología perteneciente a WISE (World Institute of Scientology Enterprises). Como dudaba de sus alcances y veracidad no asistí sino envié a mi secretaria, dándole dos semanas de completa paga asistiendo diario a las instalaciones de dicha asociación. Cuando regresó su trabajo efectivamente mejoró y eso fue lo que me hizo pensar que podría encontrar algo para mí mismo, lo cual me ayudaría en ámbitos personales. Los cursos que hice ahí dentro fueron desde Aprendiendo a aprender, Integridad y valores, Cómo superar los altibajos de la vida, en fin, una serie o batería completa de cursos de introducción a la Cienciología. No he de negar que me sentí muy bien con dichos cursos y de pronto quise más, ahí fue cuando esa asociación “laica” me contactó con el Instituto Tecnológico de Dianética AC -iglesia de Scientology en México, aunque en mi país no están reconocidos como religión-.

 

Me hicieron una serie de exámenes, desde Test de personalidad, preguntas con sus aparatos “religiosos”, donde yo tenía que decir toda la verdad sobre si mi familia estaba o no estaba de acuerdo con que yo estuviese o no ahí, si era o no reportero buscando una noticia, si había yo sido psiquiatra o era un agente del gobierno encubierto para encontrar información, etcétera. Todo tipo de preguntas de seguridad para verificar que no era yo alguien que publique, divulgue o tenga relación con alguien en contra de ellos. Pasaron dos días de exámenes y al fin fui aceptado. Creo que la necesidad de ser aceptado fue algo determinante para yo sentir que pertenecía a algún grupo que me hiciese sentir que alguien comprendía mi vida. De igual forma metí a mi novia a lo mismo para que ambos estuviésemos sincronizados en creencias y forma de actuar, pasaron los años y comencé con cursos y servicios cada vez de nivel superior y llegué a participar como feligrés de Cienciología en sus grupos laicos de diseminación religiosa. Participé como feligrés en las campañas de estudio y en su revista para feligreses en dichas asociaciones “laicas” que en verdad tenían como fin diseminar la tecnología religiosa del fundador de la Cienciología en frentes laicos, incrementando la penetración social, escolar, judicial y política de mi país. Yo veía esto como algo muy bueno pues al ser yo un ferviente admirador de la Cienciología, era de mi completo interés el que se diseminase incluso en fachadas laicas para así hacer más fácil que la gente llegase a las iglesias a tomar servicios religiosos, muy similar a las campañas de diseminación de otro tipo de cultos.

 

Cuando comencé a involucrarme todavía más con la Cienciología comencé a descuidar mi empresa, sin embargo no iba ya tan bien pues no le prestaba la atención debida al firmar un contrato voluntario de trabajo con el Instituto Tecnológico de Dianética AC por cinco años por cuarenta horas a la semana.

 

Trabajar cuarenta horas era algo que parecía sumamente fácil de cubrir, sin embargo inmediatamente comencé a trabajar para ellos firmé en el contrato que “renunciaba a demandarlos por cuestiones laborales”, “renunciaba a sueldos aprobados por mi gobierno y siendo solo una ayuda de manutención lo que recibiría”, “renunciaba a pensión y retiro”. No es que me preocupase tanto en ese momento pues contaba todavía con mi negocio y como fui independiente desde mis diecinueve años no lo pensé dos veces y firmé ese contrato que me obligaba a no hacer nada legal en caso de asuntos laborales qué arreglar. Así comenzó mi carrera dentro de la Cienciología como trabajador del Instituto Tecnológico de Dianética AC y puesto como director de Promoción y Mercadeo para la organización continental de habla hispana en México.

 

Creo que la filosofía que ahí dentro se estudia, como su mismo fundador lo dice, proviene de muchas vertientes tanto psicológicas -cuando habla de sus primeros estudios de Freud y el estudio del inconsciente humano- y diversas otras filosofías orientales como lo son el budismo, taoísmo, confusionismo, etcétera. Es una síntesis o sincretismo de diversas corrientes y filosofías pero explicado en la forma de ver de su fundador.

 

Hubo cosas que ayudaron, es verdad, pero también hubo muchas otras que no solo no ayudaron ni contribuyeron, sino que me fueron alejando -obvio yo lo permití- de mi familia, cerrando mi negocio y siendo un completo desconocido para mis antes amigos y amigas.

 

Así me introduje en la Cienciología en México. En resumidas, cuentas ingresé por uno de sus brazos laicos de diseminación religiosa por paradójico que esto suene. La Cienciología cuenta con diversos brazos de diseminación religiosa disfrazados de frentes laicos y por uno de ellos ingresé yo.

 

RP.- ¿Y cómo fue tu crecimiento ahí dentro?

 

Si por crecimiento se refieren a mi evolución como ser humano o formación como persona, te puedo decir con toda franqueza que mientras uno está dentro uno es incapaz de observar desde un punto de vista externo el cómo se va alejando uno de su familia, el cómo va uno cambiando su forma de pensar y amoldándose a la forma de pensar del nuevo grupo. En ese entonces, no solo la Cienciología sino el staff o trabajador de la Cienciología, son cosas muy diferentes el ser feligrés y el trabajar bajo ellos. Ahí fue donde pude decir que mi crecimiento como persona en cuanto a encontrarme a mí mismo se detuvo, dejé de tener servicios para mi autodescubrimiento pues ya no ganaba más de 10 dólares cada semana -a veces cuando mucho ganaba 30 dólares a la semana, cuando estaba acostumbrado a ganar un aproximado de 5 mil al mes promedio, a veces más a veces menos-.

 

En mi espacio de publicaciones semanales menciono algo denominado “Indoctrinación” ó cómo se le conoce en el medio de la sociología por Noam Chomsky, “el uso del adoctrinamiento como medio de control social es parte del modelo de propaganda expuesto por Edward S. Herman y él mismo”. El marketing, la publicidad, las industrias de relaciones públicas y los institutos de opinión son usados sistemáticamente para reforzar los intereses de las élites de negocios. Además influyentes religiosos y económicos han usado con frecuencia este sistema de educación para influir en cierto sentido en la opinión pública. Yo te podría asegurar que la “Indoctrinación” o “adoctrinamiento” tiene como factor común el “sustituir una idea por otra”, “una palabra por otra”, “un lenguaje por otro”, lo que genera una segregación mental y social del individuo hacia los que antes consideraba los suyos o su grupo, para adoptar uno nuevo. En mi caso, conforme más estudiaba y más me metía en la Cienciología, sin advertirlo, me fui separando de familia, amigos, trabajo, gente conocida hasta que solo los que estaban dentro del mismo culto eran mi única familia.

 

Hay muchos que tienen a su familia ahí dentro también trabajando pero mi caso fue diferente, fui el único de mi familia que se adentró en esto y por ende me separé de ellos.

Las jornadas contratadas de trabajo se convertían de ocho horas al día en diez, de diez horas a doce e incluso llegué a trabajar veinticuatro horas seguidas con un solo propósito: llegar a mi cuota de producción solicitada o demandada por mi superior o jefe directo. Esto me ocasionó muchos problemas, al grado de siquiera ir a la boda de mi hermano, siendo yo su padrino de bodas...

 

Cerré mi negocio, el cual ya estaba bastante deteriorado y me dediqué a vivir en un mundo de fantasía pensando que yo salvaba a la humanidad. Egresado del área de Humanidades, veía en eso falsamente mi sueño hecho realidad, pronto pasaron cinco años como director de Promoción y Mercadeo para la organización o iglesia continental y la propaganda que a veces hasta nuestros días vemos es la misma que hice. Hicimos sitios web para atraer gente joven, anuncios para nichos de mercado específicos en los ámbitos de búsqueda espiritual, para la gente que busca más sobre sí misma. Encuestados y encontrados los factores que desean cambiar, realicé por cinco años no solo las revistas de dicha organización, sino la promoción y mercadeo para posicionar en la mente de la gente que Cienciología era una respuesta a encontrar soluciones por ellos mismos.

 

Claro, todo eso lo aprendí ahí dentro en base a muchas políticas y libros de marketing, adquiridos los derechos literarios por el fundador de la Cienciología, los cuales fueron los cambios significativos del marketing de los ‘50 a los ‘70, donde el marketing cambió en conceptos para ser algo efectivo y que venda.

 

Al cabo de esos cinco años decidí una vez que no tenía más conexión con mi familia de forma social o psicológica, que mi familia era la Cienciología y decidí ingresar a la orden interna de alta derecha de la Cienciología denominada “La Organización del Mar” o “The Sea Organization”. Ahí pasé un entrenamiento riguroso en donde la Indoctrinación te convierte en alguien que solo vive para la Cienciología, donde donás tu vida y nuevamente firmás contratos de descargo de responsabilidades, renuncias de nuevo a sueldos de ley, prestaciones de ley, pensiones, pero esta vez firmas un contrato de billón de años.

 

Así dejé mi familia, por último mi novia y todo contacto con la sociedad e ingresé al grupo que opera detrás de las organizaciones de la Cienciología, un grupo basado en tradiciones marítimas, con personas entrenadas y adiestradas a pasar inadvertidos, a conseguir que las organizaciones hagan lo que se espera de ellas a pesar de cualquier oposición. Lo más parecido a entrar en el ejército pero uno oculto y que mientras menos se sepa de ellos mejor. Como bien lo describen diversas políticas internas de la Organización del Mar, “mientras menos se sepa de ellos” más seguras y protegidas estarán las organizaciones de Cienciología.

 

Este último ámbito de las organizaciones de la Cienciología es el ámbito verdadero de quienes le constituyen, quienes les hacen ir en qué dirección, qué decir, qué hacer, cómo presentarse, qué difundir, qué pensar, qué propaganda esparcir. En fin, me llegué a entrenar como si fuese alguien especializado en “información y datos”, cada miembro es denominado a sí mismo misionero y hay cursos de cómo serlo, pero no es como ser un misionero cristiano, es como ir a ciertas áreas, obtener datos, cumplir objetivos específicos y realizar una misión con objetivos primarios y secundarios en tiempo esperado. Ahí fue cuando observé y fui partícipe de mucho daño hacia trabajadores de la Cienciología y feligreses de la misma. Podría extenderme en una entrevista posterior sobre la Argentina pues hay mucho qué decir y lo haré con mucho gusto si nuevamente soy invitado a colaborar y comentar libremente lo que viví y experimenté en la Argentina y otros países, pero puedo asegurarte que si hoy día hablo de mis vivencias es porque estoy en paz con Dios y la gente, pero es un deber ciudadano, moral y personal el advertir de los riesgos que observé y viví así como los que yo ocasioné dentro por obedecer órdenes simplemente.

 

RP.- ¿Cómo llegaste a la Argentina?

 

Una vez que completé mi entrenamiento como miembro de la Organización del Mar, me adscribieron al área de Finanzas y me enviaron para puesto al Centro de Comunicación y Cultura

 

A.C. en Buenos Aires (Scientology Buenos Aries Org), cuando llegué encontré solo niños y jóvenes o adolescentes jugando a trabajar para la Cienciología, contaban con un director Ejecutivo temporal pues no tenían uno y mientras me ponían en puesto y hacíamos todo un show de relaciones públicas, nos llegó la orden de poner un puesto a un director Ejecutivo como prioridad, así que investigando cuál era o había sido la o el director Ejecutivo más exitoso de la Cienciología en la Argentina ubicamos a quien lo fue -no digo su nombre puesto que no tengo permiso para decirlo y mi posición en la iglesia le prohíbe tener todo tipo de contacto conmigo-. Mientras veía las carencias de dicha organización ubicada antes en la calle de Bartolomé Mitre 2162 esquina Junín, al mismo tiempo me presentaron a Ofelia Benijes, la que era la representante del fundador para esa asociación, sobre la cual corrían rumores, rumores dichos por Guillermo Abal y Duglas Durich, los cuales estaban a cargo de la ética dentro de dicha asociación. Cuando conocí o al fin tuve una entrevista con aquella figura pública tan reconocida en dicho ambiente, observé a lo contrario que estaba acostumbrado a ver en dicha organización, encontré a una mujer alta y rubia con una presencia adecuada y correcta para ser de vuelta la directora Ejecutiva en Buenos Aires, su lógica y razonamientos eran correctos y lo sorprendente era que, a diferencia de mucha gente que ya no estaba ahí, ella jamás hizo malos comentarios al respecto del fundador ni la tecnología religiosa, algo intrigaba sobre ella y eran sus motivos para no seguir.

 

En mi entrenamiento y el de cada miembro de la Organización del Mar nos entrenan para distinguir los estados emocionales en diferentes conceptos e índoles, a modo de hacer que manipulando la emoción y las palabras puedan acordar cosas que en otros estados emocionales usualmente no harían, a menos que uno manipule ese estado emocional y “ella misma diga el por qué sí y el cómo va a hacer las cosas”. Así que todo “sería su propia voluntad”. Sin embargo esto no está más alejado de la realidad, lamentablemente se llama manipulación emocional, sometiendo la inteligencia emocional a los propósitos de otro y es una de las herramientas que se enseña a usar para todo miembro de dicha organización detrás de la Cienciología, claro así no te lo enseñan sin embargo es el resultado.

 

Ella mencionó que no estaría en puesto como directora Ejecutiva hasta que arregle el asunto de Ofelia Benijes, pero que si lo arreglo ella entraría de inmediato. Ofelia Benijes es madre de un miembro de la Organización del Mar, como buen Sea Org entrenado uno no escucha, uno siempre mira. Así que investigando sobre Ofelia di con sus confesiones en el departamento de Ética de dicha asociación y ella misma relata el cómo acarició sexualmente a una adolescente de la Misión de Cienciología de la provincia de Santa Fe en al menos una o dos ocasiones, dicha acción se denomina “Efebofilia” y la adolescente lo reportó pero jamás se llevó ante la Justicia, así que ella ponía en riesgo a la organización y tomé la decisión de informar a dos miembros de la Organización del Mar que estaban en puesto conmigo en esa época y decidimos sacarla.

 

Así me presenté frente a Ofelia Benijes y le dije: “Tú sabes por qué estoy aquí, sabes que pones en riesgo a toda la organización y que tengo la autoridad de sacarte si es necesario, llena tu último comunicado a tu jefe en México y te vas”. Ofelia obedeció pues ningún trabajador de ninguna organización puede refutar una orden de un miembro de la Organización del Mar, así que la acompañé a la puerta y puse a la directora Ejecutiva en puesto. Creo que lo más correcto hubiese sido haberla denunciado a la policía, sin embargo todavía yo creía en la justicia interna de la Cienciología y por eso no lo hice. He publicado y reportado ese asunto, sin embargo la que fue la afectada al no denunciar hace imposible dicha acción por la policía, sus evidencias están en sus fólders dentro de la asociación y es del conocimiento de Gustavo Libardi, Guillermo Abal, Douglas Durich, Adrián Marín. todos ellos (a excepción de Libardi) estuvieron en dicha época. Libardi llegó después pero como jefe de Legales su antecesora tuvo que haberlo informado o él mismo, al tanto de la situación, al tomar el puesto de director de Asuntos Especiales.

 

En dicha organización de Argentina sucedieron un sinfín de historias; mismas que podría contar o relatar en entrevistas posteriores ya que se alarga este breviario sobre mi vida. Sin embargo tratándose de una revista del ámbito político en Argentina creo que es importante darlo a conocer en vista también del tipo de denuncias sociales impuestas por Anonymous Argentina. No denuncian algo incorrecto, al contrario, cada persona que ahí labora, al igual que yo lo hice, fuimos partícipe de encubrir un delito de dicha magnitud y aunque no sucedió cuando yo estaba sí supe de él como un hecho del pasado pero jamás le dieron el seguimiento apropiado. Hoy día veo a Ofelia Benijes campantemente ostentando banderas de pureza y moral al entrar y salir de dicha organización, al estar inmiscuida con educación a menores y por eso la destapé en mi blog personal, para que sea conocida la verdad y se haga algo al respecto.

 

RP.- ¿A qué se refieren tus acciones como director de finanzas en Argentina?

 

Es simple, cuando fui puesto en la Argentina una de las órdenes que fielmente obedecí fue velar por los otros dos miembros de la Organización del Mar que llegaron a puesto conmigo. En esa época, Finanzas, como una rama de ejecución de la Administración Internacional de Cienciología, velaba porque las organizaciones fuesen solventes y los miembros de la Organización del Mar fuera de la base en otros países tuviesen, como me lo dijeron, “Asegúrales techo, comida y sustento”. Y como las políticas internas en esa época autorizaban a que mi criterio se aplicara a las finanzas y fuese obedecido y respetado, cada vez que apartaba dinero para que los Sea Orgs vivieran, tuviesen techo y alimentos, eso disminuía la paga de los demás trabajadores, pues no tienen pagas fijas sino asignaciones en puntos los cuales equivalen a asignaciones monetarias, una vez que el financiero haya decidido qué parte del ingreso bruto iba a ser destinado a la paga.

 

Suena cruel y sé que es un acto despiadado, sin embargo y a pesar que hoy día lamento el estado de precariedad económicamente hablando en el que puse a los trabajadores de la Cienciología en la Argentina, es algo que así se acostumbraba y seguía órdenes directas al respecto. Los Sea Org tienen un código muy estricto de conducta y de velar uno por otro, así que “se ajustaba al código”, sin embargo se mataba de hambre a los trabajadores de Cienciología en Argentina. Al mismo tiempo, yo presionaba a la directora Ejecutiva a producir más dinero para el pago de deudas, rentas, agua, luz, ya que había una gran deuda que arreglar con el casero, el cual era un despacho jurídico.

 

Como estas y más cosas que sucedieron en la Argentina, estoy dispuesto a conversar en una entrevista posterior con mucho gusto y resolver cualquier duda al respecto.

 

Estuve como miembro de este grupo “La Organización del Mar” por cinco años, viajé por diferentes lados y estuve manejando las finanzas y marketing de diversas organizaciones también en México, hasta que vi mi vida completamente transformada en algo que originalmente no eran mis propósitos. Cuando me encontré caminando por la calle sin un solo peso en la bolsa, con meses sin comer, sin dónde dormir y aún así cumpliendo y acatando órdenes a pesar de cualquier otra razón y habiéndome convertido en algo que yo mismo nunca imaginé fuese yo, haciendo lo que jamás creí que haría, dije basta y decidí salirme. Claro, uno no se sale de ahí por la puerta grande, uno sale con una gran cantidad de problemas y humillaciones, sale uno tachado y etiquetado como si uno fuese Osama bin Laden o algo peor.

 

Actualmente para la Cienciología soy una persona etiquetada en todo el mundo por varias razones justas o injustas, sin embargo no deseo volver ahí y es mi deseo el comunicar lo sucedido amen de evitar que más gente caiga en situaciones similares.

 

RP.- ¿Qué acusaciones creés que le cabe como institución?

 

Comenzaré con las violaciones a los derechos del trabajador. No dan sueldos fijos sino dan sueldos en base a puntos que se transforman en dinero en base a cierta producción interna, mismas acciones solo existieron en la esclavitud de tiendas de raya de mi país. Sin embargo, aquí es aceptado. No dan comprobantes de sueldos, por lo mismo que no están dando algo autorizado por la ley.

 

No dan servicios médicos básicos de ley. Hacen firmar un contrato laboral haciendo que la persona que firma se desista de demandar por cualquier asunto laboral, médico o de índole personal, hacen renunciar a sueldos y horas extras de compensación cuando muchos trabajan hasta doce horas al día, hacen renunciar a pensión por vejez o por despido (esto para las iglesias como la de Ayacucho).

 

Para los Sea Org -Organización del Mar- les hacen firmar lo mismo más un contrato de un billón de años, y no estoy bromeando, yo firmé el mío. Contratar menores y tratarlos como adultos, esto en las organizaciones como la de Ayacucho es más moderado pero sigue siendo ilegal, aún con el consentimiento de sus padres las condiciones laborales son exigibles como si fuesen adultos, y para la Organización del Mar los menores trabajan igual que cualquier adulto todo el día por toda su vida.

 

Cuando hacen un curso los trabajadores para capacitarse, les hacen firmar una boleta (en México factura), donde dice que si rompen su contrato laboral pagarán el precio completo de dicho curso, siendo que es un curso para que ellos puedan desempeñar su puesto para la Cienciología.

 

En el caso de la Organización del Mar, les dicen que los servicios son gratis para ellos y que los tienen ganados como parte de su paga, siendo que por los últimos decretos de la ONU está catalogado dentro de esclavismo moderno el pagarle a tus empleados con lo mismo que producen.

 

Los miembros de la Organización del Mar en el extranjero no tienen permisos para trabajar, sin embargo trabajan de doce a veinticuatro horas seguidas según sea el caso. Dentro de la Organización del Mar se pueden casar pero no pueden tener familia, es decir, o los obligan con presión psicológica a abortar o los sacan de la Sea Org sin ningún tipo de remuneración por despido injustificado.

 

Se usan frentes de diseminación religiosas en grupos laicos, los cuales son parte del frente de diseminación religiosa y lo hacen de forma encubierta para lograr aceptación y penetración política y social.

 

Las jornadas de trabajo para los miembros de la Organización del Mar van desde doce horas diarias o hasta veinticuatro ó cuarenta y ocho por ocho, según les sea requerido sin remuneración económica.

 

Existe una política en uso interno donde, si un familiar está en desacuerdo y no pueden convencerlo de lo contrario, hacen que su familiar que está dentro se desconecte de él o ella y así se desunen familias enteras y todo porque alguien fue crítico y no estaba de acuerdo en que a su familiar lo exploten laboralmente como lo hacen.

 

La compra de edificios como el edificio histórico que compraron en Argentina recientemente es algo que no está contemplado en las políticas internas del fundador y con esto se han valido para hacer que sus feligreses se endeuden y pidan más dinero prestado para comprar ese edificio y otros.

 

Uso ilegal de práctica del campo de la salud mental, ya que al meterse en sus procesos de introspección es algo proveniente en sus orígenes de los primeros estudios freudianos, así que, aunque refinaron su propia técnica, su base es psicológica. Sin embargo bajo la bandera de iglesia disfrazan las sesiones con pacientes y se meten en el ámbito mental, ya que cuando se hace que una persona observe su propia mente y describa lo que ve, es algo netamente del ámbito de la salud mental y no debería enajenarse de ésta.

 

Indebidamente retiran a gente de medicamentos necesarios para su sustento cuando incluso políticas internas no autorizan esto. Y el más grave en mi opinión es el esclavismo moderno, ya que por medio de manipulación mental o espiritual, someten a sus trabajadores a jornadas increíbles de trabajo y les exigen cuotas que van más allá de lo que se requeriría en un trabajo normal, con mínima remuneración y luego no les alcanza para vivir o sustentar familias, y cuando están en desacuerdo literalmente les someten a extensivos manejos de indoctrinación o adoctrinación, en donde de no aceptarlo su libertad espiritual está en juego.

 

RP.-¿Realmente se puede decir que todos los integrantes de la iglesia avalan comportamientos como los que describís?

 

No, solo algunos realmente conocen lo que sucede ahí dentro, los demás son fieles seguidores que son abusados en sus derechos como personas, les mienten y manipulan amen de seguir produciendo lo que se espera. Pocos son los victimarios y muchas las víctimas, sin embargo tarde o temprano las víctimas se convierten en victimarios al ser partícipes de dichas actividades. Luego cuando suben de rango o se les recluta para trabajar definitivamente son un instrumento de algún victimario superior y se comienzan a convertir en un accesorio de dichas acciones hasta que por cuenta propia se convierten en victimarios.

 

Sin lugar a dudas todos los que entran ahí son gente buena que ingresaron pensando que salvarían al planeta y mejorarían su entorno, altruistas y de nobles capacidades para amar, sin embargo son explotados y no lo saben, les cortan el derecho de ver incluso en internet otras opiniones y si no piensan como el resto automáticamente les etiquetan.

 

Los pocos que avalan dichos comportamientos creen que lo hacen por el mayor bien para la humanidad, así los han convencido y bajo esa bandera y ceguera moral permiten y hacen todo lo anterior y más. (www.REALPOLITIK.com.ar)



Newsletter

¿Quién debe ser el candidato a intendente del Pro La Plata en 2015?

GARRO, Julio.
IRURUETA, Julio.
PENAS, Mariano.
ROUILLIET, Gabriel.
STURZENEGGER, Federico.
 

 

Inicio   |   La Plata    |   Berisso   |   Ensenada   |   Provinciales   |   Universitarias   |   Cultura   |   Institucional   |   Contacto
© 2014 Realpolitik . Buenos Aires, Argentina. Todos los derechos reservados
Realpolitik S.R.L.